segunda-feira, 5 de outubro de 2015

Wikileaks: Estratégia dos EUA para América do Sul contempla “golpes de Estado ou assassinatos”


A mídia corporativa norte-americana - e por tabela a imprensa brasileira - tenta passar a ideia de que o Wikileaks é coisa do passado e que não há mais novidades sobre o assunto.
Mas não é bem assim.
Não podemos esquecer que 250 mil documentos da inteligência americana foram divulgados pelo Wikileaks. É muita coisa. Até tudo isso ser analisado e esmiuçado em detalhes por jornalistas, historiadores e cientistas políticos levará anos. 
Esta semana o Centro de Pesquisa Econômica e Política (CEPR, em inglês), publicou um desses trabalhos. O estudo revela como Washington passou a financiar golpes de Estado na América do Sul, a partir de 1999, quando a esquerda ganhou força no continente.
Até o assassinato de líderes que não pactuam com os ditames da Casa Branca foi cogitado pelo Departamento de Estado Americano, segundo as correspondências divulgadas pelo Wikileaks.
Abaixo segue trecho da matéria em espanhol, publicado pela agência russa RT. A matéria original, em inglês, pode ser lida aqui.
***
WikiLeaks: La estrategia de EE.UU. para Sudamérica contempla "golpes de Estado o magnicidios"
El verano pasado el mundo vio como Grecia trataba de oponerse al dictado de las instituciones internacionales que obligaban al país a aceptar un paquete de nuevas medidas de austeridad. El endeudado Estado griego no pudo negarse a cumplir las órdenes de la Troika de acreedores. Después del referéndum convocado por el Gobierno de Alexis Tsipras, el Banco Central Europeo privó a la economía griega de liquidez, lo que intensificó la recesión y convirtió en una farsa el resultado del voto popular, según la página oficial del centro.
Una batalla similar por la independencia de las naciones se ha estado llevando a cabo en Sudamérica durante los últimos 15 años. A pesar de que Washington ha estado tratando de destruir la 'disidencia estatal' en varios países utilizando las mismas técnicas empleadas contra Atenas, la fortaleza de Latinoamérica soportó la presión. Esta batalla épica llevada a cabo principalmente a escondidas de los ojos de los ciudadanos fue reconstruida a través del archivo de documentos del Departamento de Estado de EE.UU. filtrado por WikiLeaks. Alexander Main y Dan Beeton ofrecen una interesante reconstrucción de estos acontecimientos en su libro: 'WikiLeaks: el mundo según el Imperio estadounidense'.
Los autores argumentan que el neoliberalismo se impuso en América Latina antes de que Berlín y Bruselas humillaran a la democracia en Grecia. A través de la coacción ejercida por los 'Chicago Boys' [jóvenes economistas latinoamericanos que regresan a sus países después de estudiar en EE.UU.], Washington logró difundir en Sudamérica la austeridad fiscal, la desregulación, el "libre comercio", la privatización y la destrucción del sector público desde mediados de 1980. El resultado fue similar a lo que se vio en Grecia: el estancamiento del crecimiento, el aumento de la pobreza, el deterioro de las condiciones de vida de millones de personas y una serie de nuevas oportunidades para los inversores internacionales y corporaciones multinacionales. Pero entonces los candidatoscontra el régimen neocolonial comenzaron a ganar las elecciones y a ofrecer resistencia a la política exterior de EE.UU., poniendo en práctica sus promesas electorales de redistribución social y reducción de la pobreza.
De 1999 a 2008, estos candidatos ganaron las elecciones en Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay, Bolivia, Honduras, Ecuador, Nicaragua y Paraguay. Gran parte de los esfuerzos del Gobierno norteamericano para subvertir el orden democrático de estos países y volver a imponer el régimen neoliberal son ahora de dominio público gracias a las filtraciones de WikiLeaks que revelaron la verdad sobre la presidencia de George W. Bush y del comienzo de la presidencia de Obama. Washington prestó apoyo estratégico y material a los grupos de la oposición, algunos de los cuales eran antidemocráticos y violentos. Los cables también revelan la naturaleza de los emisarios ideológicos estadounidenses de la Guerra Fría que actualmente elaboran estrategias neocoloniales para Sudamérica. Los autores del libro afirman también que los medios de comunicación corporativos son parte de la estrategia expansionista.

A matéria completa pode ser lida AQUI




Do portal do Sindsep.






Ads Inside Post